Secretos del cine. Curiosidades del Cine. Películas. Séptimo arte. Fotos. Efectos especiales. Filmes.

El Padrino. Secretos de la película.

El Padrino

El Padrino

“El Padrino” es una película clásica con sus respectivas secuelas, cuyo título original en inglés es: The Godfather. La trilogía fue dirigida por Francis Ford Coppola, y escrita por él, junto con el novelista Mario Puzo. El Padrino, trata sobre un conflicto entre mafiosos, aunque, en realidad, esto no es más que la excusa que utiliza Coppola para abordar lo que realmente le interesa: la lealtad, el tema familiar y, sobre todo, el tema del poder. El único crimen es oponerse a la familia, y la mafia, que proporciona protección y está implicada en chanchullos relacionados con el juego; así que queda reemplazada por una organización benévola, paternal y digna de respeto. La violencia es parte importante de la saga; sus víctimas nunca son los inocentes, sino los traidores y los que no son de fiar. En cuanto a interpretación, el reparto fue genial, pero Brando estuvo impecable, potente y convincente. Pacino interpreta magistralmente su papel de Michael, un digno hijo y hombre seguro de sí mismo, que no duda en hacer lo que debe, aunque ello no sea de su agrado. Si se agrega una buena nómina de secundarios y una fotografía oscura e intensa, tenemos una película digna de los elogios que desde siempre, ha recibido aplausos por parte de la crítica y el público. En definitiva, es una gran obra maestra del séptimo arte. “No es nada personal, solo son negocios”… La película es de 1972. Trilogía: 1972-1990. Género: Drama, Acción / Policiaca (Crimen, Gangsters). Duración total de la saga: 545 minutos.

Historia de la película EL PADRINO

Todo empezó en la primavera de 1968, cuando Mario Puzo conoce a Robert Evans (productor ejecutivo de la Paramount Pictures). Este le compró al novelista italoamericano los derechos de la novela por 12.500 dólares, y en abril de 1969, la Paramount decidió llevar la novela titulada “El Padrino” a la gran pantalla. La novela fue todo un éxito, pues se vendieron más de 21 millones de ejemplares, pero la Paramount dudaba que la película tuviese la misma suerte. Llegaron a la conclusión de que, para evitar lo que se supone un fracaso en taquilla, tanto los actores, como el director debían ser italoamericanos, para que el público pudiese oler el spaguetti, según Evans.

 

Datos de EL PADRINO

Guion y Dirección de El Padrino: Francis Ford Coppola

Para hacer “El Padrino” fueron considerados varios directores, como Sergio Leone, Elia Kazan, Arthur Penn y Costa – Gavras, pero lo rechazaron. Al final, le ofrecieron el proyecto a Francis Ford Coppola, un auténtico italoamericano de 31 años que ya había rodado unas cuantas películas. Hay que decir que Coppola no accedió precisamente porque le entusiasmase el proyecto, sino porque tenía deudas pendientes con la Warner por haber producido “THX 1138″ (1971). Inmediatamente, tanto Puzo como Coppola empezaron a trabajar juntos en el guion de la película, que acabaría siendo de 163 páginas para una duración aproximada de 3 horas. Con respecto al guion hay una anécdota, y es que durante su elaboración, Puzo y Coppola fueron visitados por algunos mafiosos de Nueva York, quienes les advirtieron que no nombrasen, en ningún momento, las palabras “Mafia” o “Cosa Nostra“. Y así lo hicieron, borrando del guion toda referencia a la palabra “Mafia”. Títulos de la trilogía: El Padrino I, El Padrino II, El Padrino III.

 

Secretos y curiosidades de la película EL PADRINO:

Reparto.

Para el papel principal de Vito Corleone, la Paramount pensó en Laurence Olivier, mientras que Coppola y Puzo pensaban que Marlon Brando era ideal para el papel. Paramount se negó, alegando el comportamiento excéntrico del actor y el escaso éxito de sus últimas películas. Pero Coppola lo tuvo muy claro, y amenazó con abandonar el proyecto si no podía contar con Brando. Finalmente, la Paramount tuvo que acceder, aunque puso 3 condiciones que el actor debía cumplir, a saber:

  • Marlon Brando no cobraría hasta que no acabase la película.
  • Se descontarían de su paga todos los gastos innecesarios que provocase.
  • El actor debía pasar una audición.

El Padrino

La Paramount estaba convencida de que Brando no aceptaría estas condiciones, pero cual fue su sorpresa cuando se presentó a las pruebas con unos algodones metidos en la mandíbula y hablando con una voz carrasposa. Brando ya había creado a su personaje, y los productores quedaron impresionados.

Para el papel de Michael Corleone, el productor Albert Rudy tenía como favorito a Robert Redford, aunque también se pensó en Warren Beatty, Rod Steiger, Dustin Hoffman, Ryan O’Neal, Jack Nicholson, Martin Sheen, Tony Lo Bianco, David Carradine y James Caan (que acabaría aceptando el papel de Sonny Corleone). Finalmente el papel fue para Al Pacino, hijo de padres italoamericanos. A decir verdad, el equipo de rodaje dudaba de su capacidad como actor, y se reían de él por su baja estatura y su forma de hablar. Al Pacino desmotró que estaba en plena forma, y en su actuación en la escena que dispara a Sollozo, nadie dudó nunca más de su potencial como actor.

En cuanto al resto de personajes, el de Kay Adams (mujer de Michael) fue para Diane Keaton. El de Sonny Corleone fue sin duda para James Caan. John Cazale se hizo con el papel de Fredo. Para interpretar al personaje de Connie Corleone, se decidieron por Talia Shire, que era hermana de Coppola. Johnny Fontane, personaje basado en el gran Frank Sinatra, fue interpretado por el actor italoamericano Al Martino. Mientras que la esposa de Don Vito, fue encarnada por la cantante de jazz: Morgana King. Para el papel de Luca Brasi optaron por Lenny Montana, un tipo que medía más de 2 metros y pesaba 150 kilos. Como dato curioso, Robert de Niro optó a varios papeles (como el de Sonny Corleone), y estuvo a punto de interpretar a Paulie Gatto. Menos mal que no lo aceptó, ya que dos años más tarde acabaría ganando el Oscar a Mejor actor de reparto, interpretando a Don Vito cuando era joven.

Publicidad

Por último, hay que mencionar el “cameo” que hace la familia de Coppola en la película. Podemos ver a sus padres cenando en el restaurante donde Michael Corleone acaba con Sollozo. Luego, el padre, sale como telefonista en la oficina de Genco; la madre toca el piano, en la escena donde los hombres de Corleone se preparan para la guerra con las otras familias. A la hija de Coppola podemos verla en la escena del bautizo, como la sobrina de Michael Corleone.

 

Rodaje

Secretos de la trilogía: “El padrino”

El rodaje de “El Padrino” comenzó el 29 de marzo de 1971, y para el director Francis Ford Coppola supuso uno de los trabajos más difíciles y agotadores de su carrera. La Paramount le presionaba constantemente, imponíendole límites y condiciones. Tal fue la rivalidad entre Coppola y la productora, que estuvieron a punto de despedirle hasta en 5 ocasiones:

– Cuando se empeñó en trabajar con Marlon Brando.

– Cuando la Paramount vio que la filmación, se podría retrasar (Pacino se torció un tobillo durante el rodaje, por lo que tuvo que retrasarse).

– Cuando Coppola decidió rodar una escena en Sicilia.

– Cuando excedió el presupuesto ( el presupuesto inicial de 1 millón de dólares ascendió a 6,2 millones).

– Cuando dijo que quería una película con más de 3 horas de duración.

 

Si hay algo que caracteriza al rodaje de “El Padrino” es su improvisación. Hay varias escenas y elementos en la película con los que no se contaba o no aparecían en el guion, pero que sin embargo quedaron bien en los ensayos y decidieron dejarlo. A continuación, algunos ejemplos:

  1. La famosa escena inicial donde Bonasera pide ayuda a Don Vito no aparecía en el guion original. Fue una propuesta de un amigo de Coppola.
  2. No estaba previsto que apareciese el gato que acaricia Don Vito. Esto fue idea del propio Brando, quien vio al felino merodeando por el estudio, está de más decir que se encariñó, y decidió sacarlo. Hay que destacar la increíble naturalidad con la que el actor trataba al gato mientras rodaba, ya que en ningún momento desvió su mirada hacia el animal, ni este hizo amago de querer irse.
  3. La escena donde Don Vito se burla de Johnny Fontane imitando sus sollozos fue totalmente improvisada por Marlon Brando. La prueba está en la cara de sorpresa de Al Martino y en la sonrisa espontánea de Robert Duvall.

 

Curiosidades de EL PADRINO

En la pelea entre Sonny Corleone y Carlo, James Caan le lanza un palo a Gianni Russo. Esto no estaba escrito para la cinta, fue improvisado por James Caan. Y es que el énfasis que el actor le puso a la pelea fue tal, que acabó rompiendo algunas costillas a Russo. Pero a pesar de todo esta naturalidad y realismo, podemos ver en esta escena un gran gazapo (error) que no podemos perdonar: Cuando Sonny tiene a Carlo contra la pared, lanza un puñetazo que le pasa por lo menos a un palmo de la cara.

En el largometraje, en la escena donde Don Vito juega con su nieto antes de morir, estaba previsto que simplemente jugara con él y de repente le diese un ataque al corazón. Pero Brando quiso ganarse la simpatía del niño y que se lo pasase bien durante el rodaje, así que se puso unos dientes improvisados con cáscaras de naranjas y jugó a perseguirlo como si fuera un gorila. El susto que le dio al pobre niño fue real, y finalmente consiguió una escena muy creíble. DATO CURIOSO para cinéfilos: Las naranjas son una constante en toda la trilogía, y siempre que aparecen son para anunciar una muerte próxima.

Después de leer todo esto, no cabe duda de que la capacidad interpretativa y de improvisación de Marlon Brando es espectacular. Todos tenemos un punto débil, y el de Brando, era la memoria para aprender sus diálogos. Se dedicó a poner papeles con sus frases escritas por todo el plató, incluso en las frentes de los otros actores cuando estaban de espaldas a la cámara. Esto nos recuerda también a lo mala que era Marilyn Monroe para aprenderse sus diálogos, sobre todo en “Con faldas y a lo loco”.

Un último aspecto del rodaje del que me gustaría hablar, es de la cabeza de caballo que aparece en el filme, justo en la cama de Woltz. Para los ensayos se usó una cabeza falsa; pero para la escena final, se usó una cabeza de caballo real, que consiguió el propio Coppola. Lo curioso fue que el actor John Marley (Woltz) pensaba que la cabeza sería falsa en todo momento, pero cuando vio que sobre la cama que dormía pusieron una auténtica cabeza equina, su gesto de horror en la escena lo dijo todo.

 

Premios de EL PADRINO

La película “El Padrino” resultó ser todo un éxito en los cines, y aún después, logrando recaudar 268 millones de dólares en todo el mundo, sólo por taquilla. La primera parte recibió 11 Nominaciones a los Oscar, aunque finalmente se llevó 3: Mejor película, Mejor actor (Marlon Brando) y guion adaptado. Muchos se preguntan cómo es posible que la grandiosa banda sonora de Nino Rota, no se llevase ni un Oscar, pero tiene su explicación: El compositor fue descalificado cuando la Academia descubrió, que en realidad, había reciclado varios temas de una banda sonora anterior, la de la película “Fortunella” (1958).

Por su parte, la Paramount quedó tan contenta con los resultados de la película, que regaló a Coppola un Mercedes Benz valorado en 45.000 dólares, como muestra de agradecimiento. Y no solo eso, sino que también le pidieron que hiciese una segunda parte. Este al principio se negó, debido a los continuos conflictos que tuvo con la productora, pero finalmente accedió, con la condición de que le dejaran trabajar a sus anchas.

La segunda entrega, ganó seis Oscares: Mejor película, mejor director (Coppola), mejor actor de reparto (Robert De Niro), mejor guion adaptado, mejor banda sonora y mejor dirección artística, dentro de 11 nominaciones; en total 9 premios Óscar de las dos primeras partes. La tercera parte, no tuvo la misma repercusión; obtuvo siete nominaciones al Óscar, pero no consiguió ninguna estatuilla.

 

La curiosa anécdota del Oscar que rechazó Marlon Brando.

Marlon Brando, en lugar de recoger el Oscar que ganó como Mejor actor, envió a una actriz de origen indio para que rechazara el premio en su nombre, y protestar por el trato que recibían los indios en las películas norteamericanas. Años más tarde, la actriz confesó que el productor de la película, Howard Kotch, le dijo: “Si lees ese discurso, haré que te arresten, que te lleven esposada, te pondré en evidencia y pondré en evidencia a Marlon Brando”. También contó que, cuando daba el discurso en la Gala de los Oscar, entre bastidores había unos tipos que impidieron que John Wayne saliese al escenario a llevársela.

Comenta con tu cuenta de Facebook:

Secretos del cine © 2015 Curiosidades de películas. Filmes. Pantalla grande. Cinéfilos. Visítanos en Google+.