Secretos del cine. Curiosidades del Cine. Películas. Séptimo arte. Fotos. Efectos especiales. Filmes.

El laberinto del Fauno

El laberinto del Fauno

El laberinto del Fauno

Una de las películas más impresionantes e imaginativas del cine español, es sin duda, El laberinto del Fauno, que ha dado mucho al cine español. Al ver “El laberinto del fauno, uno podría pensar que Guillermo del Toro, el director, llevase años queriendo rodar esta película. El cineasta mexicano tiene un pacto no oficial con Hollywood, que en teoría le permite financiar sus proyectos personales mientras realice algún filme de superhéroes para algún estudio (una para mí, otra para ti, lo mismo que lleva décadas haciendo Scorsese en sus filmes).

Descubre los secretos de “El laberinto del fauno”

El largometraje aglutina todos los temas favoritos del director Del Toro (niños huérfanos, mundos sobrenaturales, bestias mágicas y grandes secretos), y trata los mismos a la perfección. En cuanto a la trama, se todo pasa como si fuera un cuento de hadas. Está inspirada en “El viaje de Chihiro”, “Alicia en el país de las maravillas” y “El mago de Oz” (y también en “El espíritu de la colmena”, un filme sobre la guerra civil española dirigido por Víctor Erice), pero es mucho más siniestra que cualquiera de ellas. Algunas de las bestias que conoce la protagonista Ofelia dan mucho miedo (sobre todo el Hombre Pálido, que tiene los ojos en las palmas de las manos), y que se muevan por objetivos poco claros no contribuye a tranquilizar. El mundo mágico da cierta sensación de peligro latente, pero el real es absolutamente terrorífico. El capitán Vidal, que domina el territorio con su ira sanguinaria, es más inhumano e intimida todavía más que las extrañas criaturas que conoce la protagonista. En definitiva, estamos frente a una película que demuestra que a veces el mundo real es mucho más horrendo que cualquier mundo ficticio que podamos imaginar. Pero centrémonos en lo que realmente nos interesa: las curiosidades y anécdotas de El laberinto del fauno

El laberinto del fauno es una película escrita, producida y dirigida por el guionista y director mexicano Guillermo del Toro. Se trata de la segunda parte de una trilogía de películas fantásticas basadas en la guerra civil española. La primera parte fue El espinazo del diablo (2001) y la tercera es 3993, anunciada en 2009 y que sin embargo aún no ha comenzado a rodarse. A dia de hoy se siguen desconociendo los motivos de dicho retraso. En realidad, El espinazo del diablo se iba a tratar de El laberinto del fauno, pero en aquel momento no había presupuesto suficiente, así que decidieron guardar el guion para un futuro. Guillermo del Toro sabía que, tarde o temprano, el Fauno se “aliaría” con él…

laberinto del fauno 

Datos y curiosidades de EL LABERINTO DEL FAUNO.

Hay una anécdota muy interesante sobre lo que le ocurrió a Guillermo del Toro antes de comenzar el proyecto. Estando en Londres, perdió una carpeta en el asiento de un taxi. Dicha carpeta, contenía una multitud de notas y bocetos en los que Guillermo había trabajado durante 4 años, y que serían el punto de partida del guion de El laberinto del fauno. Cuando se dio cuenta de que, tristemente, había perdido todo ese material, estuvo a punto de abandonar el proyecto y dedicarse a otras películas. Por suerte, el taxista descubrió en qué hotel se alojaba Guillermo y, dos días después, le devolvió con un muy buen gesto, la carpeta; el director mexicano nunca lo olvidará. Por cierto, en el libro que Ofelia lee podemos ver algunos de esos dibujos. ¡Gracias, señor taxista, por hacer realidad El laberinto del fauno!

Hollywood, al prever el enorme éxito que iba a tener la película, intentó convencer a Guillermo del Toro de hacerla en inglés. El director se negó, alegando que no quería doblegarse a las necesidades del mercado. Ante tal negativa, le llegaron a ofrecer la posibilidad de duplicar el presupuesto para la película, pero del Toro se mantuvo firme. Además, él mismo se encargó de traducir el guion para el doblaje al inglés, recordando que no quería volver a repetir las malas experiencias que tuvo con la traducción de otras películas suyas.

Tras un año de preparación, se pusieron manos a la obra. La filmación se hizo a lo largo del verano del año 2005 en los pinares de San Rafael, localidad de la provincia de Segovia. Curiosamente, el rodaje finalizó coincidiendo con las Fiestas Patronales de San Rafael, donde del Toro fue elegido pregonero. Pero no toda la película se rodó en Segovia. El pueblo en ruinas que aparece en la escena inicial corresponde a Belchite (municipio de Zaragoza), que sigue destruido desde la guerra civil española. El laberinto es en realidad el famoso Parc del Laberint d´Horta, situado en Barcelona. Sin embargo, casi todos los escenarios de la película son decorados (se montaron 34 sets diferentes), a excepción de los exteriores del campo.

Publicidad

En cuanto a la elección del reparto, parece ser que no hubo muchas dificultades. Ivana Baquero, la niña que interpreta a la protagonista Ofelia, llegó a conectar muy bien con Guillermo del Toro. Esto se debe a que Del Toro, se volcaba con ella y le enseñaba cómo expresar determinadas emociones dependiendo del momento. Por ejemplo, para que lograse llorar en una escena, del Toro le enseñó algunas técnicas de respiración que leyó en un libro sobre yoga. La niña descubrió que, respirando de una forma concreta, podía lograr llorar fácilmente. Eso sí, el llanto de la niña cuando anda de rodillas por un tunel es totalmente real, ya que la pobre acabó con heridas sangrantes, por las rozaduras. Maribel Verdú, quien interpreta a Mercedes, confesó que el papel supuso la mayor lección de cine de toda su carrera. Según ella, interpretar personajes con una personalidad totalmente opuesta a la del actor/actriz es un gran desafío, y esto fue lo que la motivó a dar vida a la tímida e introvertida Mercedes. Se lo curró tanto que fue nominada en los Goya a mejor actriz, premio que le arrebató Penélope Cruz por Volver. Otro actor que también brilla en la película es el catalán Sergi López, quien interpreta al malvado capitán Vidal. Sergi tuvo que disimular su acento catalán para interpretar a su personaje, un militar fascista. Otro que también las pasó canutas fue el actor estadounidense Doug Jones, que interpreta tanto al Fauno como al Hombre Pálido. Jones ya había trabajado anteriormente con del Toro en Hellboy, pero su trabajo en El laberinto del fauno fue todo un reto para él. Sin tener idea del español, Doug Jones tuvo que memorizar en nuestro idioma, sus frases y las de Ivana Baquero (Ofelia), para así saber, cuándo tenía que decir sus frases. Durante el rodaje también tuvo que hacer escenas poco agradables, como en la que aparece comiéndose a las hadas, donde tuvo que mantener en su boca condones llenos de sangre falsa, e ir mordiéndolos, según iba avanzando la escena.

Pero centrémonos en el verdadero protagonista de la película: el Fauno. Muchos pensarían que ésta criatura está hecha por ordenador, ¿verdad?. Pues no es así. Aunque les parezca imposible, el fauno está completamente creado a mano, con un traje cubierto de hojas y ramas que cubría el cuerpo de Doug Jones al completo. Sus retorcidas patas de cabra también son reales. Esto se consiguió mediante un sistema ideado por el director, en el que las piernas del actor controlaban las falsas patas del fauno. Evidentemente, las piernas del actor fueron eliminadas digitalmente. Gracias a este truco, se crea una ilusión que nos lleva a pensar que este monstruo está hecho por ordenador. Soportaba 5 horas diarias de maquillaje para interpretar al Fauno y al Hombre Pálido. Este último también está creado a mano. En un principio, Guillermo del Toro se lo imaginaba como un viejo esquelético con la piel colgando, pero cambió de idea al ver que esta imagen no le provocaba ningún miedo. Finalmente se basó en los rasgos de la mantarraya, que se componen de una boca rajada y dos huecos en el lugar de los ojos. El impacto que tuvieron tanto el Fauno como el Hombre Pálido se lo debemos a la cuidada interpretación de Doug Jones y a su gran habilidad como mimo.

Otro aspecto son las influencias que tuvo Guillermo del Toro para crear el aspecto visual de El laberinto del fauno. Algunas de las fuentes de inspiración del director mexicano son los trabajos de Tim Burton (concretamente Sleepy Hollow), el cuento de Alicia en el país de las maravillas, los cuentos de los Hermanos Grimm e incluso las pinturas negras de Goya. De hecho, el Hombre Pálido, está inspirado en el cuadro de Goya “Saturno devorando a un hijo”. Las demás criaturas sobrenaturales que aparecen en la película son invención del propio del Toro, quien ya se las imaginaba en su infancia. Al Fauno, por ejemplo, lo veía detrás del armario de su abuela.

Después de un año de preparación, cuatro meses de rodaje y seis de postproducción, se estrenó en octubre de 2006 la que sería para del Toro su película más madura y ambiciosa. Su estreno fue todo un exitazo (con un presupuesto de 14 millones de dólares logró recaudar 83 millones) y se convirtió en la película de habla hispana más taquillera de la historia. Sus numerosos premios también dan que hablar. Ganó 3 Oscar (mejor fotografía, dirección artística y maquillaje), 7 Premios Goya y 3 Premios BAFTA, entre muchos otros. En el Festival de Cannes fue nominada a la Palma de Oro por mejor película, además de recibir una ovación de 22 minutos de aplausos.

Las críticas de la película no se hicieron esperar. Stephen King dijo: “Es la mejor película de fantasía desde El mago de Oz”. George Bush también confesó que se trataba de una de sus películas favoritas.

Comenta con tu cuenta de Facebook:

Secretos del cine © 2015 Curiosidades de películas. Filmes. Pantalla grande. Cinéfilos. Visítanos en Google+.