Secretos del cine. Curiosidades del Cine. Películas. Séptimo arte. Fotos. Efectos especiales. Filmes.

Alien, el octavo pasajero

alien, el octavo pasajero

Alien, el octavo pasajero

Para algunos, es una de las mejores películas del cine moderno y renovadora de un subgénero (monsters-movies). La película mezcla prodigiosamente, dos géneros: terror y ciencia ficción, pero muchas veces se combinan con gran acierto, como ocurre en el filme que hoy trataremos. Es cierto, que las películas de monstruos ya existían, pero el secreto de Scott fue añadirle un matiz estético y conceptual absolutamente terrorífico que además se mantiene inapelable a pesar del tiempo transcurrido. Y sí amigos, Alien fue una revolución en su momento y la audiencia se volcó con ella: su presupuesto fue de apenas 11 millones de dólares y su recaudación final superó con creces los 200 millones de dólares. Película de 1979.

 

Secretos de la película ALIEN

En las primeras versiones del guión el género de los personajes no estaba definido, así que bien podían ser hombres o mujeres dependiendo de las necesidades del realizador y de los productores. Independientemente de esto, Scott quería que Ripley fuera una mujer y así ocurrió. Decidido que Ripley sería una mujer y la única superviviente de la Nostromo, sólo quedaba asignarle un rostro. Varios factores influyeron para tal decisión: primero, el presupuesto del filme, que descartaba la presencia de una estrella; segundo, la naturaleza eminentemente física del rol, que era parte primordial del personaje y por tanto requería un perfil muy determinado. La pruebas fueron eternas y pronto destacó una actriz que hasta entonces sólo había hecho algunas cosas en televisión y que era una absoluta desconocida en la gran pantalla. Su nombre era Sigourney Weaver.

Weaver no era una mujer despampanante, pero tenía esa presencia lo suficientemente femenina como para interpretar un personaje con claros matices masculinos sin perder su condición de mujer. Además, su juventud le permitía desempeñar un papel de acción sin perder el aliento y sin mayores esfuerzos.

Para acompañar a Sigourney Weaver se decidió optar por un ramillete de magníficos actores donde, a pesar de no contar con estrellas, se podía oler el talento a kilómetros. John Hurt era la primera elección de Scott para el personaje de Kane, pero no estaba disponible ya que estaba trabajando en Sudáfrica, así que Jon Finch filmó en su lugar. Pero Finch se enfermó el primer día, y le diagnosticaron una diabetes severa y también bronquitis. Hurt llegó a Londres entonces, para sustituirlo. Su actuación le valió nada menos y nada más que una nominación para el premio: BAFTA al «Mejor actor de reparto».

Secretos del cine, te cuenta que… Después llegaron dos estadounidenses: Harry Dean Stanton y Tom Skerrit, otro tipo con un currículo más largo que la lista de los reyes magos. Se sumó un inglés bajito cuyo talento era grandioso: Ian Holm (Bilbo Baggins en “El señor de los anillos” ). Su altura se reflejó en su laberíntica interpretación como Ash, un androide malintencionado que resultaba ser el más diabólicamente humano (en sus terribles propósitos) de la tripulación.

Para el final he dejado a Veronica Cartwright, otra actriz de talento sin renombre que fue la favorita para hacerse con el papel de Ripley hasta que llegó Sigourney Weaver. De hecho, la interprete no supo que no había sido elegida para protagonizar el filme hasta que en las pruebas de vestuario se vio luciendo el mono con el nombre de Lambert cosido en el pecho. A pesar de ello, y de que Lambert se pasa la mayor parte del metraje sufriendo las inclemencias del guión, Cartwright se lo tomó con mucha deportividad y su performance sólo puede ser calificada como excelente.

Este reparto, magnífico en su diversidad e implacable en su determinación, entregó uno de los mejores ejemplos de las bondades de un buen trabajo coral.

La escena donde Kane inspecciona el huevo se rodó en la etapa de postproducción. En la secuencia en la que el personaje de Hurt ilumina el huevo con su linterna y observa el movimiento de una criatura en su interior, se utilizó un huevo de fibra de material de vidrio. El movimiento era, en realidad, hecho por Scott, pues dentro del cascarón torcía sus manos usando guantes de plástico. Utilizaron un sistema hidráulico para simular la apertura del huevo, compuesto del estómago y también las tripas de una vaca en su interior. Las primeras grabaciones de prueba se hicieron con huevos de gallina; este material se incorporó más tarde a los primeros avances promocionales del gran filme. Por eso en el poster, en primer plano, hay un huevo de gallina, que se convertiría en ícono de la serie (en lugar del huevo alienígena usado realmente de la edición final).

 

Curiosidades de Alien, la película.

La producción de Alien, utilizó modelos y miniaturas para recrear las naves espaciales extraterrestres y los planetas que aparecen en la película. Entre estas se encuentran los modelos de la Nostromo, su refinería, la lanzadera de escape Narcissus, planetoide alienígena; y el exterior e interior de la nave abandonada. Brian Johnson (supervisor de efectos especiales) y Martin Bower (supervisor de los modelos) y su respectivo equipo de trabajo, llevaron a cabo su trabajo en los estudios Bray, localizados a 48 km de los estudios Shepperton, donde se realizó el rodaje principal de la cinta. Los diseños de la Nostromo y sus remolques están basados en los guiones gráficos de Scott y los bocetos conceptuales de Cobb. El bosquejo de los modelos estaban hechos a base de madera y de plástico; en su mayoría los detalles sutiles de la nave, se añadieron por modelos a escala de naves marítimas, así como tanques y bombarderos de la Segunda Guerra Mundial. En total se fabricaron 3 modelos de la Nostromo. Scott insistió en que hicieran diversos cambios a los modelos, incluso mientras rodaban la película, causando conflictos con equipos de modelado y dirección. La Nostromo era de color amarillo, y el equipo grabó varias escenas de estos modelos durante 6 semanas, antes que Johnson dejara el equipo para trabajar en la película de Star Wars, El imperio contraataca. El cineasta ordenó que su color fuera cambiado a gris, y el equipo tuvo que volver a filmar las escenas desde cero.

Publicidad

Para representar al facehugger y su probóscide, usaron mangueras de aire de alta presión. Filmaron la secuencia de manera inversa. La primera criatura diseñada por Giger para Alien fue el “facehugger”: sus variantes diferían en cuanto a tamaño y formas. O’Bannon dibujó su versión basado en el concepto de Giger, versión definitiva. Cobb también ideó que la criatura debía tener un ácido Para cuando el “facehugger” es examinado, su usaron pescado y mariscos para las vísceras. El diseño del “chestburster” estuvo inspirado en la pintura “Tres estudios para figuras en la base de una crucifixión” de Francis Bacon. El concepto de Giger se parecía a un pollo desplumado, que fue remodelado y refinado para dar lugar al engendro que se ve en la película. Para tomar la escena del “chestburster”, los miembros del reparto sabían que la criatura saldría violentamente de Hurt, aparte de que habían visto la maqueta que se usaría para la escena, pero no se esperaban que saliera sangre abruptamente en todas direcciones con la ayuda de bombas de alta presión y de pequeñas minas de dinamita. La escena se tomó en un solo corte, con un torso falso rellenado de sangre y vísceras, mientras que la cabeza de Hurt provenía de abajo de la mesa. El “chestburster” lo empujó un titiritero a través del cuerpo con la ayuda de un palo. Cuando la sabandija brotó, un chorro de sangre cayó directamente a la cara de Veronica Cartwright, quien se horrorizó ante lo sucedido, a tal punto que iba a desmayarse debido a que le causó un ataque de histeria.

A continuación, la criatura sale del enfoque de la cámara; este efecto lo lograron haciendo un pequeño corte debajo de la mesa, por el que el titiritero podía moverla, mientras que el chorro de aire de una manguera bajo su cola daba la impresión de moverse por sí sola. La sorpresa que se llevaron los actores ante una escena no preparada le dio una fuerte impresión de realismo a la toma, haciéndola una de las más memorables para el público. Esta escena ha sido votada como una de las tomas más populares dentro en la historia del cine.

En cuanto al Alien, Giger realizó múltiples modelos y dibujos sobre la idea de la etapa adulta del Alien antes de que se elaborara la versión final del mismo. Moldeó la criatura con plastilina, añadiendo una vértebra de serpiente. cabeza fue fabricada por separado, y corrió a cargo de Carlo Rambaldi, quien ya tenía nociones del tema alienígena puesto que había trabajado en la cinta “Encuentros en la tercera fase (1977). Rambaldi siguió con detalle los conceptos de Giger, incluyendo ciertas partes movibles que permitirían hacer uso de la mandíbula y la boca interna de la criatura. Para operar la lengua rígida del Alien, que es un conducto que sale de su boca y que a su vez tiene una pequeña boca con dientes al final de la misma, se usó un sistema de bisagras y cables. La cabeza definitiva tenía al rededor de novecientas partes articuladas junto con varios puntos de flexión. Una parte de un cráneo humano se utilizó como la «cara» de la bestia, aunque estaba parcialmente cubierta por la brillante y traslúcida protuberancia trasera del xenomorfo. La mandíbula original que ideó Rambaldi se encuentra en exhibición en el Instituto Smithsoniano, mientras que abril de 2007 el traje original del Alien se vendió en una subasta. Se usaron enormes cantidades de K-Y Jelly para darle al xenomorfo un aspecto baboso y pegajoso, que también se utilizó para la saliva que chorrea. Los sonidos que emite, fueron realizados por el actor de voz Percy Edwards, quien proveía varios sonidos de aves en varios documentales británicos que se produjeron durante las décadas de 1960 y 1970; también es famoso por darle sonidos a la ballena que aparece en Orca la ballena asesina (1977).

Bolaji Badejo era quien hacia la mayoría de escenas donde aparece el xenomorfo. Un traje de látex se confeccionó especialmente para la figura esbelta de Badejo (219,46 cm) tomando como guía un modelo de su cuerpo completo hecho a base de yeso. Scott después mencionó que es un hombre quien está debajo del traje, pero eso lo haría humano… La criatura en cuestión toma características de los seres que infecta – en este caso, el de un hombre -. Badejo practicó taichí y mimetismo para recrear los movimientos del Alien, y así hacerlos de tal manera que parecieran naturales. 

Scott consideró no mostrar el cuerpo completo del xenomorfo durante la cinta, pues sólo se observan partes de él mientras que el resto está cubierto por sombras y humo; esto lo hizo con el fin de mantener a la audiencia en un estado de alerta y expectación. Entonces el público podría proyectar sus propias emociones, imaginándose cómo sería el aspecto entero de la aberración. El Alien ha sido considerado por la crítica como «uno de los monstruos más representativos en la historia del cine.

Por último en el tema musical aparece nuestro gran compositor Jerry Goldsmith que se encargó del compendio musical de “Alien”. La dirección de Lionel Newman fue ejecutada en la National Philharmonic Orchestra. Scott quería que Isao Tomita le compusiera la banda sonora, sin embrago Fox quería contratar a un compositor más conocido para ellos. El entonces presidente de Fox, Alan Ladd, Jr. propuso a Goldsmith. Se lo contrató y Goldsmith buscó crear romanticismo conjugado con lírica misteriosa en las primeras escenas, que generarían ambiente de suspenso y terror, a lo largo del film. A Scott le disgustó la pieza principal que Goldsmith había hecho, así que este último la volvió a escribir. La banda sonora tuvo nominaciones al Globo de Oro por la Mejor banda sonora, al Grammy al Mejor disco de banda sonora, y un BAFTA por la Mejor banda sonora en una película.

Te recomendamos leer los secretos, anécdotas y errores de la película: TERMINATOR

Comenta con tu cuenta de Facebook:

Secretos del cine © 2015 Curiosidades de películas. Filmes. Pantalla grande. Cinéfilos. Visítanos en Google+.